Preguntas y respuestas

¿Cuál es la verdadera religión?

La revelación Divina de la Torá fue una revelación ante una multitud. La nación entera de Israel (de dos a tres millones de personas, incluyendo niños, ancianos y mujeres) fue convocada en el Monte Sinaí y escuchó los preceptos y la humanidad completa se enteró de este hecho. Estas son pruebas incuestionables de la verdad de la Torá, pues la historia es transmitida de generación en generación, tal como otros sucesos históricos. ¿Cómo sabemos que las conquistas de Alejandro Magno y Revolución francesa liderada por Napoleón no son inventos? Precisamente porque muchas personas lo atestiguaron y transmitieron su impacto a la siguiente generación.

La veracidad de una supuesta revelación a una persona, como Mahoma, o a un grupo de alumnos, como apóstoles, es difícil de sostener con el paso del tiempo, pues solo unos pocos fueron “testigos” y pudieron haberlo inventado. Este tipo de supuestas revelaciones solo son accesibles mediante la fe ciega, a tientas; en cambio la Revelación en el Sinaí, que también es aceptada por esas ideologías religiosas, es incuestionable por las razones explicadas en el párrafo anterior.

¿El noajismo es una nueva religión?

Dios creó a Adam, le entregó seis preceptos, luego reiteró esos preceptos y agregó uno a Noé tras el diluvio. Varias generaciones después, Dios escogió al pueblo de Israel y le entregó la Torá, dentro de la cual Dios confirma las Siete Leyes de los hijos de Noé para toda la humanidad.

La identidad Bnei Noaj es la identidad espiritual original de la humanidad y el pueblo de Israel recibió la máxima revelación. Las religiones son invenciones humanas que toman una parte de verdad, pero la modifican.

¿Debo convertirme al judaísmo para salvarme?

Si Dios hubiera querido que fueses judío, habrías nacido de una madre judía. Lo que Dios quiere es que te identifiques como hijo de Noé

¿En qué consiste la conversión al judaísmo?

La conversión al judaísmo consiste en dos cosas:

  • Presentarse ante un tribunal rabínico calificado para conversiones por el gran rabinato de Israel,
  • La aceptación ante Di-s de las 613 mitzvot de la Torá (sin faltar ninguna)

Antes de todo esto, la persona debe plantearse si en realidad puede asumir este estilo de vida hasta sus últimos días y sacrificar tantos aspectos familiares, ofertas de trabajo, etc.

Si la persona es soltera, debe evaluar sus posibilidades reales de casarse con un/a judío/a.

Vea también:¿Es el judaísmo para todos?

La principal intención del ser humano debe ser responder a la pregunta ¿Qué quiere Di-s de mí?, por eso, con seguridad, la persona debe ahondar primero en su identidad Bnei Noaj. Una persona que no ha conocido y vivido antes su identidad Bnei Noaj, no está en condiciones de asumir otros preceptos, debe cumplir primero lo que Di-s le exige en su estado actual, de otra forma demuestra que su verdadera intención no es cumplir la voluntad de Di-s al pie de la letra.

La persona debe estar integrada a una comunidad ortodoxa. Las “comunidades de conversos” no son lo idóneo, pues no ofrecen un contexto de tradición y vivencia del judaísmo tal como en las comunidades históricas observantes.

De cualquier otra manera, forzar una conversión que no cumpla los requisitos aquí explicados, es un desperdicio de la vida, pues la persona vivirá una falsa identidad. Por eso, es muy importante fortalecer, antes que todo, la identidad Bnei Noaj, pues es la identidad requerida por Di-s de cualquier ser humano que no haya nacido de una madre judía.

Vea también ¿Por qué los rabinos desaniman las conversiones?

¿10 mandamientos o 7 leyes?

Los Diez Mandamientos son la condensación de los 613 mandamientos que Dios entregó al pueblo de Israel durante los 40 años en el desierto. Por ejemplo, el primer Mandamiento “yo soy tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto…”, es claramente para el pueblo de Israel y dentro de él se incluyen todas las prescripciones; mientras que el segundo “No tendrás otros dioses delante de mí…” incluye todas las prohibiciones.

También en Sinaí Dios volvió a entregar las Siete Leyes que la humanidad había olvidado para que el pueblo de Israel los enseñe a la humanidad a través de la palabra y el ejemplo vivo a las 70 naciones primordiales del mundo. El pueblo de Israel, por el mérito de sus patriarcas y la lealtad a Dios, obtuvo el derecho de tener esta función a lo largo de la historia, tanto en las buenas circunstancias como en las malas (exilios históricos, expulsión de España, holocausto, etc.).

¿Las Siete Leyes de Bnei Noaj las inventaron los rabinos?

Quien cuestiona la Torá oral, termina por cuestionar la Torá escrita y la profecía de Moshé; quien cree que hay muchas verdades, termina creyendo en muchos dioses y haciendo idolatría.

La Torá oral es parte integral de la Torá escrita. Solo que aquella inicialmente fue transmitida de padre a hijo y de alumno a maestro. La Torá oral no tiene menos peso que la escrita, de manera que quien cuestiona la Torá oral, está cuestionando la profecía de Moshé.

En Deuteronomio 17:10 Dios ordena aceptar el dictamen de los sabios. Aunque en el texto de la Torá están implícitas las Siete Leyes, los Sabios de Israel recibieron la Torá oral desde Moshé, y con ella la explicación de las Siete Leyes.

A lo largo de la historia han existido grupos surgidos dentro del judaísmo, (caraítas, judaísmo reformado, cristianismo, etc.) que empezaron por rechazar la Tradición oral recibida por los sabios, con la excusa de aceptar solo lo que ellos consideraban original en la revelación Divina del Sinaí, pero terminaron muy lejos de la Torá y su mensaje original.

¿Qué significa ser Ben Noaj (noájida)?

Los Bnei Noaj son los descendientes de Noé, el justo escogido por Dios para regenerar la humanidad tras el diluvio. Toda la humanidad desciende de Noé, por lo tanto, debe cumplir los Siete Preceptos que Dios dio a Noé y a sus hijos tras salir del arca.

¿Cuál es el papel del ben Noaj en el servicio a Dios?

En el servicio a Dios, cada ser humano tiene una función necesaria: los Bnei Noaj tienen como función construir el mundo a través de conducta ética (Dios creó el mundo para ser habitado) ordenada en las Siete Leyes. Por ello, es fundamental la fe en Dios uno, quien ordenó esas leyes.

Es un error pensar que todas las personas deben tener las mismas funciones, o que unos son superiores a otros porque tienen distintas funciones, pues la lógica nos dice que una máquina funciona solo cuando hasta la pieza más pequeña cumple su función; en la naturaleza, hay equilibrio cuando cada criatura cumple su función; lo mismo en el servicio a Dios: los Bnei Noaj tiene una función que les es propia. Cumplir esta función con rectitud, es lo que conecta al ben Noé con Dios, quien le provee de todo lo necesario para ello.

¿Puedo guardar Shabat?

El Shabat es un precepto específico para el pueblo de Israel. Lo puedes honrar con una comida especial y ropa festiva, pero no guardarlo completamente.

¿Debo circuncidarme?

Un Ben Noaj no debe circuncidarse, pues este es un pacto de Dios con Abraham y su cimiente.

¿Debo dar diezmo?

El Kuzarí, quien fue un rey con mucho anhelo espiritual y practicaba la idolatría de su país, escuchó una voz: “Tu voluntad es buena, pero tus acciones no lo son”. Interpelado por esta pregunta, el rey investigó sobre las religiones mayoritarias y las respuestas de todas lo condujeron al judaísmo.

Su devoción seguramente era buena, pero estaba enfocándola en la idolatría, lo cual no le estaba dando ningún resultado. Lo mismo sucede con el diezmo: debes enfocarlo en el servicio a Dios Uno.

Me criaron como cristiano/católico ¿lo que me enseñaron está errado?

Cualquier persona que ha leído la Biblia sabe que Dios escogió al pueblo de Israel y le encomendó un servicio Divino. La idolatría es una infidelidad desde el punto de vista moral. La “trinidad” como concepto fundamental de todos los grupos cristianos es la idolatría en asociación, que está prohibida para Bnei Noaj, aunque no tienen la obligación de sacrificar su vida (como los judíos) en caso de que le quieran obligar a cometerla.

¿Habrá un apocalipsis?

EL Maimónides afirmó hace 800 años que tres conceptos han sido divulgados en el mundo por las grandes religiones:

    • Torá: hay un mensaje Divino para la humanidad
    • Mitzvot: Dios ordenó preceptos a la gente para que los cumplan
    • Mashíaj: habrá un redentor que llevará a la humanidad a una era de puro bienestar.

Estos tres conceptos fueron malinterpretados y modificados por las religiones, pero sin embargo fueron divulgados a toda la humanidad con la intención Divina de que todos reconozcan la verdad. Con el llamado y cumplimiento de las 7 leyes la humanidad tendrá refugio dentro del arca de Noé.

¿Puedo creer en Dios sin tener religión?

Está bien que no te definas como ateo, agnóstico ni idólatra, pues seguramente te has dado cuenta de las contradicciones morales de estas posturas. Tal vez sin saberlo, te identificas con la postura de Bnei Noaj, quienes tiene que cumplir las siete leyes.

¿Por qué el pueblo de Israel fue tan perseguido durante la historia?

En el Monet Sinaí también bajó un odio hacia este pueblo debido a que Dios lo eligió. Este odio es tal como la envidia que mató a Abel, causada por el privilegio de servir a Dios con verdad y devoción (lo que no hacía Caín). Por eso los grandes ideales están escritos en piedra y han causado derramamiento de sangre.

Sin embargo, este privilegio dado por Dios al pueblo de Israel demanda de él responsabilidad y mucho sacrificio.

Siendo el pueblo de Israel una minoría, ha sido una luz que ha logrado iluminar a distancia a todo el mundo. Esta luz no ha sido querida por algunos. Por ejemplo, la Iglesia y el islam han perseguido a los judíos pues ellos son la prueba de la eternidad del pacto en el Sinaí y su existencia anula la validez de cualquier nuevo testamento o supuesto texto sagrado.

El concepto de la Torá es el libro albedrío y no la imposición de la verdad a través de la espada, como han tenido que hacer otras religiones para ser aceptadas.

Hoy en día, los Bnei Noaj, gentiles leales a la Torá, también son una minoría que elige obedecer a Dios de forma deliberada por temor (respeto profundo) a Dios y no por prejuicios. Ser Ben Noaj es identificarse como hijo de Noé, siguiendo su camino tal como el pueblo de Israel sigue el camino de Abraham, Isaac y Jacob.

WordPress Video Lightbox Plugin