Artículos Bnei Noaj

El mito del hijo de Dios

Las falsas religiones obligaron a creer en el mito del hijo de Dios, quien a la vez, supuestamente, es Dios mismo. Algo así como que Dios es hijo de sí mismo. ¿Dios tiene hijos? ¿Qué dice la Torá al respecto?

Dios creó a Adam de la tierra y sopló dentro de él un alma viviente. Luego creó a Javá (Eva) del costado de su marido. A pesar de esto, luego que pecaron, ambos perdieron su grandeza y se degradaron en lo material como en lo espiritual. Noé, sobreviviente del Diluvio, también era descendiente de Adam y Javá. De ahí que todos los seres humanos seamos criatura de Dios.

La Torá solo llama “hijo” de Dios al pueblo de Israel. “Hijos sois para vuestro Dios” (Deuteronomio 14:1), pues Él le ha encomendado a este pueblo la tarea de reflejar la divinidad en al creación, tal como el hijo lleva el ADN de su padre y es una prolongación de él. Esta elección no se debe a que los hijos de Israel sean personas superiores, ni de otro tipo, ni semidioses engendrados físicamente como Dios; de hecho son seres humanos como cualquier otro. Dios llama “hijos” a los descendientes de Israel porque fue el único que aceptó la Torá obedientemente, como un buen hijo.

El mito PAGANO del “Nuevo Testamento”

Aunque este es el concepto original de la Torá, de dentro del pueblo de Israel surgieron personas que introdujeron conceptos contrarios a la Torá.

Así, la idolatría cristiana, para justificar el nacimiento de su líder a raíz del adulterio cometido por su madre, introdujo el mito del hijo de dios (un semidios o un dios que también es hombre) como producto de la relación de un supuesto dios (una paloma) con una humana. Este mito era muy popular en el paganismo oriental en la misma época en que se empezó a difundir el cristianismo.

En la historia y tradición del pueblo judío se recuerda al mito cristiano como una impostura, una historia falsa creada para ocultar el verdadero linaje del falso mesías; falso porque no fue engendrado por un hombre descendiente del Rey David sino por otro.

“La religión del amor” impuso esta creencia por la espada. Esto hizo que la humanidad se alejara del mensaje original entregado por Dios en la Torá, incluyendo las Siete Leyes de los hijos de Noé. La falsa religión desvió a los seres humanos de la fe en el Creador y la sustituyó por un mito totalmente ajeno a la revelación en Sinaí.

El mito del hijo de Dios llevó a la idolatría, pues las personas empezaron a adorar a un hombre. También creyeron que la mamá, el padre postizo y los seguidores del supuesto semidios también debían recibir culto a través de imágenes talladas.

Revelar la Divinidad

Por eso el Rey Mesías, el Rebe, llama insistentemente a la humanidad a redescubrir las Siete leyes de los hijos de Noé, a despertar la chispa Divina que está en cada persona oculta bajo muchas capas de falsas creencias impuestas. Cada ser humano tiene la capacidad de revelar la divinidad que hay dentro de sí cuando nada contra la corriente de miles de años de mentira, idolatría e inmoralidad, tal como lo hizo su antepasado Noé.

La Torá es monoteísmo, creencia en un Dios único e indivisible. Un hijo de Noé, un Ben Noaj, es un ser humano que vuelve a la raíz de la Creación, al concepto original de Dios, tal como lo creyeron Adam y Noé, quienes hablaban con Dios sin mediación.

READ MORE
aprender_hebreoArtículos Bnei Noaj

¿Aprender hebreo para conocer a Dios?

Mucha gente se acerca a la sinagoga preguntando ¿hay que aprender hebreo para conocer a Dios? ¿Vale la pena invertir recursos y esfuerzo en esto? La mayoría desea aprender hebreo creyendo que al dominarla entenderán la palabra de Dios de mejor manera o que se volverán mejores personas. Cualquiera puede hacer un curso en línea o en la aplicación Duolingo, pero esto no garantiza que la persona puede ir más allá en su acercamiento a Dios.

¿Qué es el hebreo?

Lo primero que debemos diferenciar es que el idioma hebreo que se habla hoy, no es idéntico al idioma de la Torá, cuyo nombre más apropiado es la lengua sagrada (lashón ha kódesh). ¿Por qué se llama hebreo al idioma de la Torá? La lengua sagrada fue el primer idioma del mundo. Fue al lengua en la que Dios se comunicó con Adam y Noé. Según la Torá, esta fue la única lengua hasta que la humanidad empezó a llevar a cabo su proyecto antidivino de la Torre de Babel. Entonces Dios dispersó a la humanidad en 70 lenguas para que no pudieran entenderse uno al otro. Este es el origen de los 70 naciones primordiales.

En esa época también se ubica el origen del pueblo de Israel. Abraham, quien fue llamado el hebreo (ever: del lado opuesto) se opuso a la idolatría que predominaba en el mundo. Él fue el padre de los hebreos, quienes luego constituirían el pueblo de Israel. Abraham, descendiente de Shem y  de Noé, y su familia, hablaron y transmitieron la lengua sagrada a sus descendientes. Luego, Moisés recibió la Torá (la palabra de Dios) en la lengua sagrada, pero Dios le ordenó escribirla en las 70 lenguas para que el mensaje llegara a las 70 naciones en sus respectivos idiomas. Este mensaje es el de la moral universal basada en las Siete leyes de los Hijos de Noé.

Dentro del pueblo de Israel surgieron profetas que iluminaron a cada generación. Así, el pueblo de Israel recibió el mensaje divino en la lengua sagrada pero lo ha comunicado en las lenguas que se ha hablado en cada momento a lo largo de la historia, reservando el uso de la lengua sagrada para el estudio de la Torá y las plegarias.

Idiomas judíos

De hecho, a lo largo de la historia y en las distintas diásporas, el pueblo de Israel ha hablado otros idiomas como el arameo, el ídish o el ladino. Cuando tuvo auge el movimiento sionista (secular), se discutió mucho que quisiera convertir la lengua sagrada en un idioma secular (como el hebreo actual) que contiene expresiones de insulto y groserías.

No es una obligación aprender hebreo para conocer a Dios. Lo mejor que puede hacer un ben Noaj (noájida) que quiera profundizar en su estudio de la Torá que le corresponde (las Siete Leyes), es buscar rabinos ortodoxos competentes que le enseñen los conceptos principales (seguramente en ese proceso aprenderás lengua sagrada) e invertir recursos en comprar los libros más recomendados por aquellos.

Para clases de Torá, síguenos en nuestras redes sociales:

Comunidad Bnei Noaj del Ecuador | Facebook

YouTube

READ MORE
cómo es DiosArtículos Bnei Noaj

¿Cómo es Dios?

Una de las preguntas más frecuentes entre creyentes y no creyentes es ¿Cómo es Dios? ¿Tiene un cuerpo? ¿Es como un ángel?

En realidad, Dios no es algo que podamos definir. Porque para definir algo, lo hacemos delimitándolo, haciendo una lista de sus perfecciones. Si preguntamos: ¿Cómo es Samuel?, responderemos: es un hombre (no es mujer), de baja estatura (mide lo que mide), con el cabello negro (no rubio), etc. Entonces, al de-finirlo, lo estamos haciendo evidentes sus limitaciones.

Sin embargo, a Dios podemos conocerlo por sus obras, que reflejan sus atributos, ciertas cualidades que no están separadas de Él y que nos ayudan a comprender que Dios es infinito.

READ MORE
WordPress Video Lightbox Plugin